sábado, 1 de enero de 2011

¡Santidad al SEÑOR!


¿Tal inscripción se vería bien en alguna de nuestras costosas posesiones?

(James Smith, "Santidad al Señor" 1865)

" En aquel día estará grabado sobre las campanillas de los caballos: SANTIDAD AL SEÑOR; y las ollas de la casa del SEÑOR serán como los tazones del altar." Zacarías 14:20

Debemos escribir en todo lo que SOMOS, en todo lo que TENEMOS--"Santidad al Señor!" Ya no vivimos para nosotros mismos--sino para El que nos amó, y se entrego a Sí Mismo por nosotros. Debemos tener...
pensamientos santos,
deseos santos,
motivos santos,
objetivos santos,
placeres santos,
penas santas, y
perseguir objetos santos.

1. Debemos entonces SER-- santos. Este era el propósito final de Dios en nuestra elección, redención, y llamado eficaz. Este es el deseo de Dios en todas nuestras pruebas, problemas, y ejercicios; son para nuestro provecho-- que "seamos participantes de Su santidad."


2. Miremos también, que lo que
HACEMOS--escriba, "¡Santidad al Señor!" En todo lo que poseemos. No tenemos derecho de poseer, usar, o vestir nada--en lo que no podamos escribir, "¡Santidad al Señor!"

Cristiano,¿hay algo en tu casa, negocio, o en tu persona--en lo que sería impreciso escribir, "Santidad al Señor"? Si así es, ¿te corresponde
poseerlo, practicarlo, o usarlo?

¿Tal inscripción se vería bien en alguna de tus costosas posesiones, ropa fina, o entretenimientos? No esquives la pregunta--pero deja que la conciencia lo tome, examine, y vuelva a una honesta respuesta.

Deberíamos usar todo lo que tenemos--como consagrado al servicio y alabanza del Señor:

nuestra facultad mental,
nuestra fortaleza física,
nuestra riqueza,
nuestras habilidades,
nuestras posesiones,
--¡todo debe ser usado para Dios, y para Su gloria! Cuando sea que vallamos a emplear alguna de estas, debemos hacer una pausa, y preguntarnos, "¿Emplearlas para este propósito honrará a Dios? ¿Servirá Su causa? ¿Dará alabanza a Su santísimo Nombre?"


Todo el que nos vea, que habite con nosotros, o que nos visite--debe ser capaz de percibir que hemos escrito en todo lo que
tenemos y somos, "Santidad al Señor." Mientras ellos no puedan verlo, no somos lo que debemos ser--y el final propósito de Dios en lo que El ha hecho por nosotros, y ha conferido sobre nosotros, no ha sido respondido.
¡Oh Espíritu de santidad, desciende y con el dedo de Tu poder--escribe, "
¡Santidad al Señor!" en nuestros corazones! Capacítanos, hasta el punto, de escribir en todo lo que tenemos y somos, sobre todo lo que nos proponemos, planeamos, y hacemos--"¡Santidad al Señor!" en grandes y hermosas letras, tales que todo el mundo pueda leer y comprender!

~ ~ ~ ~ ~

1 comentario:

Carla Holmes dijo...

Buena reflexión acerca de la Santidad de Dios,no se escucha muy a menudo acerca de este atributo de Dios(Isaías 6:3)"Santo, santo, santo Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria."

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails